Superficiales (Carr)

carr
Mi copia de Superficiales, bajo licencia Creative Commons

Por Antón R. Castromil / Contacto

<<< Volver a la Unidad Docente

¡Ojo! El siguiente texto puede contener extractos literales de la obra de Nicholas Carr que se cita al final del artículo. En esta web estamos en contra de la piratería y de la citación anónima.

Nicholas Carr, en la época que vivimos, caracterizada por la generalización del uso de Internet y su aplicación a casi todas las esferas de la vida, sostiene que está desapareciendo la linealidad de la mente.

Recordando a Marshall McLuhan, Carr sostiene que el viejo teórico de la comunicación (conocido por la célebre frase de «el medio es el mensaje») fue capaz de ver que, a largo plazo, el contenido de un medio importa menos que el medio en sí mismo a la hora de influir en nuestros actos y pensamientos.

Así, los efectos de la tecnología no se producen tanto en los ámbitos de las opiniones y los conceptos, sino en el de los patrones de percepción. Carr: «Los medios proyectan su magia, o su mal, en el propio sistema nervioso».

El argumento central del libro de Carr tiene que ver con cómo somos en la era de Internet. Si en tiempos previos éramos capaces de enfrentarnos a largos textos, sin desviar nuestra atención, ahora, con Internet entre nosotros, todo ha cambiado.

Nuestra concentración comienza a disiparse después de una página o dos de letra impresa, perdemos el sosiego y el hilo, empezamos a pensar qué otra cosa podemos hacer.

La lectura profunda, para Carr, se ha convertido en un esfuerzo.

El precio a pagar por el hecho de que la web se haya convertido en la mayor fuente de información de los ciudadanos es esta superficialidad. Los medios moldean el proceso del pensamiento y lo que se estila en la web favorece la píldora informativa, lo breve. Y todo aquello que no ataque una capacidad de concentración siempre en horas bajas.

Hasta tal punto esto es así que el propio Carr sostiene que para algunas personas el mero hecho de leer un libro comienza a verse como algo anticuado.

Las personas de la «generación web», además, ya no leen necesariamente un apágina de izquierda a derecha, como se hace con los libros. Puede que se salten algunas de esas páginas, buscando ir directamente a la información más relevante.

>>> Suscríbete a nuestro Canal de Youtube para ver más vídeos como este

La mente lineal

Por este motivo, Carr cree que la mente lineal, la que lee libros de cabo a rabo, prestando atención, está siendo desplazada por una nueva clase de mente que quiere y necesita recibir y diseminar información en estallidos cortos.

¿No os ha pasado nunca? Carr dramatiza la situación, pero asegura que terminó por darse cuenta con preocupación que cuando estaba lejos de su ordenador le entraban ganas de ver el correo, hacer clics en vínculos, googlear (o mirar el whatsup, diríamos ahora).

Internet nos transforma en una máquina de proceso de datos a toda velocidad.

Referencias

Carr, N. (2011): ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? Superficiales. Madrid. Taurus.

<<< Volver a la Unidad Docente