Campaña atípica

En la madrugada del domingo pasado comenzó la campaña para las generales españolas. Se trata, todo el mundo lo sabe, de una campaña atípica. En vez de dos semanas, nos quedamos en una. En lugar de un debate público sobre temas “convencionales” del tipo del paro, la economía, la educación o la política social, la cosa va más de quién pacta con quién

El título de la entrada de hoy define una sensación que, creo, se encuentra muy extendida en España. La votación de este próximo domingo será algo diferente. No se trata de unas elecciones después de una legislatura al uso.

Por lo visto en la pre campaña, no tiene pinta de que se va a hablar de las principales preocupaciones de los ciudadanos como el paro, la economía o la política social. Ni siquiera parece que el tema estrella va a ser Cataluña, después de las protestas callejeras tras la sentencia del Procés.

La gente anda cansada, cabreada, desmovilizada; como consecuencia de la repetición electoral que dio pie a las elecciones de este domingo. Pero, lo peor de todo, no es que tengamos que volver a votar, que también.

Lo más destructivo se centra en la cada vez más clara evidencia de que, aun volviendo a las urnas, lo más probable es que la pelota vuelva a estar en el tejado de la clase política. Que el bloqueo político no sólo perviva, sino que se vuelva aún más complicado y complejo gobernar.

Imagen de Gerd Altmann libre de derechos

Que después de este enfado y este cansancio volvamos a la casilla de salida y que la izquierda tenga que volver a pactar, a entenderse; cuando esta falta de entendimiento ha sido lo que nos ha hecho estar justamente aquí.

Si acaso, el único tema de debate que no gire en torno a encuestas y pactos sea la cuestión catalana, un tema que añade más crispación que debate real. Un debate sobre el que no se argumenta, sino que enfrenta posiciones y diálogos de sordos. Con la cuestión de la exhumación de Franco sucece algo parecido.

Debate electoral a cinco

Sobre lo sucedido en el debate de ayer, haremos una entrada exprés analizándolo. Probablemente mañana miércoles o el jueves.

A priori, y escribiendo esta entrada antes de la realización del debate (la redactamos entre el domingo y el lunes, como solemos hacer habitualmente), puede ayudar algo a introducir debate público.

Es decir, los debates electorales, por su propia estructura cerrada, fuerzan a los candidatos a hablar de ciertas cuestiones como economía, ecología, igualdad, política social o cuestiones territoriales.

Sin embargo, aunque esto sea así, resulta más que probable que el debate se centre en un todos contra el PSOE, todos contra Pedro Sánchez. Esta posibilidad se basa, justamente, en lo que estamos comentando aquí. En que el PSOE -aunque no sólo los socialistas- tiene la culpa de que nos encontremos aquí, repitiendo unas elecciones.

Imagen de suju libre de derechos

¿Quién ganará el domingo?

Mi previsión es clara, aunque no demasiado contundente. El domingo ganarán el PP y VOX; pero conviene acotar la palabra ganar.

Digo que ganarán estos dos partidos de derecha porque, según la mayoría de encuestas, serán los que aumenten claramente apoyos. Por ello ganarán.

Pero ganarán “de aquella manera” porque no me parece probable que encabecen un gobierno. El gobierno podría liderarlo el partido que se impondrá realmente las elecciones, aunque perdiendo apoyos.

Nos referimos, claro está, al PSOE, que, aun triunfando, tendrá que volver a sentarse con Podemos para negociar la investidura de su líder. Pero es que, además, parece previsible que habrá que hacer sitio en la negociación a más actores, como Más País y, quizá también, Ciudadanos y/o otras formaciones nacionalistas como el PNV o ERC.

El gran perdedor del domingo será, todo apunta, Ciudadanos; que verá diezmado su grupo parlamentario. Los de Albert Rivera verán recortados sus apoyos hasta casi la irrelevancia, cuando en abril a punto estuvieron de sustituir al PP como principal partido de la derecha.

Veremos los índices de abstención, que podremos tomárnoslos como termómetro de la desafección que podría haber provocado esta segunda repetición electoral, después de la de 2016. La juventud es un sector que preocupa especialmente.

Pero como os digo, mañana o pasado haremos una entrada breve, valorando el debate electoral. Nos servirá para matizar algunas de las afirmaciones de hoy. O para confirmarlas. Quién sabe.

Salud y ciencia


– Más artículos interesantes en nuestro blog y, sobre todo, en las Unidades Docentes de Comunicación y Ciencia Política:

– Unidad docente de Comunicación: https://goo.gl/ZjN8Gw 

– Unidad docente de Ciencia Política: https://goo.gl/ksCqqp 

– Imagen de portada de Thomas Wolter libre de derechos

Deja un comentario