El laberinto catalán

Esta semana hemos conocido las peticiones de cárcel tanto de la Fiscalía como de la Abogacía del Estado en el denominado juicio del Procés. Es decir, el castigo que las partes acusadoras solicitan para los principales protagonistas de la Declaración Unilateral de Independencia de Catalunya, confusamente declarada en octubre de 2017.

Más que opinar sobre si pedir “ventitantos” o “diecitantos” años de prisión para políticos independentistas como Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell o los denominados “Jordis” (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart), entre otros, es mucho o poco…

…más que especular sobre las diferencias de criterio entre Fiscalía y Abogacía del Estado sobre las penas solicitadas (la Fiscalía es mucho más dura) y su relación sobre la actual negociación de los Presupuestos Generales del Estado

…más que entrar a valorar si existió rebelión o no en el proceso independentista catalán del año pasado, es decir, si se pudo observar la suficiente violencia de por medio o si “sólo” podemos hablar de delitos de sedición

…más que posicionarnos a favor o en contra de la vía punitiva para resolver conflictos como el de la independencia de Catalunya... Más que posicionarnos a favor o en contra de la estrategia unilateral y de ruptura del nacionalismo independentista…

…más que todo eso, presente a toneladas en la prensa internacional, española y catalana, lo que vamos a tratar hoy aquí tiene que ver con el futuro.

¿Y ahora qué? ¿Es tan negro el futuro como parece?

>> Visita nuestro Canal de Youtube para ver más vídeos

Recapitulando, nos encontramos en el centro mismo de un laberinto, provocado por los sucesos del pasado mes octubre de 2017.

Por un lado, el proceso judicial abierto tras la DUI, pone en manos de la justicia un problema de orden político. Para la parte “españolista”, especialmente en el ámbito de la derecha (PP, Ciudadanos y, ahora, VOX), no había otra alternativa. Con mayor o menor dureza se defiende esta vía. Los conservadores moderados andan muy callados.

La izquierda (PSOE y Podemos) en el poder o cercano a él, como suele suceder, está algo despistada. Opta por una mayor moderación en la petición de penas (en la línea de la Abogacía del Estado) con la vista puesta en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que den estabilidad a un Gobierno débil.

Por otro lado, la unilateralidad del nacionalismo catalán también tiene parte de culpa. Este tipo de vías fracturan la sociedad catalana y la enfrentan con la española. El desarrollo judicial, además, ofrece argumentos renovados en la vía del enfrentamiento. La creación de mártires. Nada bueno.

Imagen de PublicDomainPictures libre de derechos

¿Y el punto medio? Abandonado. Ambas partes, con mayor (derecha españolista, nacionalismo unilateral) o menor convicción (izquierda española) han delegado sus responsabilidades o en la Justicia o en la fractura social.

Es necesario un entendimiento, pero éste resulta muy difícil. ¿Está la política española preparada para afrontar el problema con todas sus consecuencias? ¿A través, por ejemplo, de la convocatoria de un referéndum consultivo con todas las garantías?

¿Está el independentismo catalán preparado para mirar de frente al pluralismo de la sociedad de la que se dice representante cuando realmente sólo lo es de una parte?

Pinta mal la cosa. Perdidos en un laberinto nos encontramos. Es el problema de los programas de máximos, que reducen al adversario a la categoría de enemigo. Y con el enemigo no se negocia, se le envía a la cárcel. Con el enemigo no se negocia, se le condena al vacío social.

Así nos va. ¿Tenemos un proyecto de sociedad? Me viene a la mente la canción de Loquillo “El mundo que conocimos” en la que se dice:

“¿Dónde está? ¿Dónde fue?, la Europa que ganamos?”

“¿Dónde está? ¿Dónde fue?, la España que perdimos?”

>>> Vídeo obtenido del Canal de Youtube oficial de Loquillo

¡Salud y ciencia!


– Más artículos interesantes de nuestro blog, ¡¡¡suscríbete!!! Arriba a la derecha tienes un botón para hacerlo. Nos ayuda mucho para seguir en la brecha que te unas a la comunidad.

– Si te interesan estos temas quizá quieras suscribirte a nuestro canal de Youtube o seguirnos en Twitter.

–  Contenidos relacionados con éste, en la Unidad Docente de comunicación y de ciencia política.

– Imagen de portada de Fifaliana libre de derechos.

Deja un comentario