Elecciones anticipadas

El mecanismo del adelanto electoral se suele utilizar en los parlamentarismos cuando el gobierno de turno no tiene más remedio. Entra en colapso, por falta de apoyos y por algún acontecimiento extraordinario. Justamente esto es lo que ha sucedido en España. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha arrojado la toalla. ¡¡¡Elecciones a la vista!!!

La actualidad política española me va a servir para tratar dos cuestiones en esta entrada del blog: Analizar la diferencia entre parlamentarismo y presidencialismo, por un lado, y echar una mirada rápida a la relación de fuerzas de partida ante la elecciones generales que se acaban de convocar.

Pero antes que nada, os dejo este vídeo que resume un poco lo que por aquí voy a contar de manera más extensa. Si queréis saber más cosas sobre estas cuestiones de sociología política tenéis mucho más material en nuestro Curso de Sociología política. ¡Es gratis!.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Parlamentarismo vs presidencialismo

La convocatoria de elecciones anticipadas es una institución típica de los parlamentarismos. Al depender los gobiernos de los parlamentos, éstos siempre pueden dejar de prestarles su apoyo y, en consecuencia, cuando esto sucede, los gobiernos cesan en el cargo. Se van para casa.

Exactamente esto fue lo que sucedió con el anterior presidente del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, tal y como analizamos en su momento. Moción de censura «contructiva» que lo apartó del cargo y lo sustituyó por el socialista Pedro Sánchez.

De esta manera, queda claro que la relación entre parlamento y gobierno, o lo que es lo mismo, entre legislativo y ejecutivo, es muy intensa.

De hecho, el ejecutivo emana del legislativo. Por regla general, el grupo mayoritario en el parlamento es el que apoya sistemáticamente al gobierno, ya que ha sido extraído de él.

El ejecutivo surge del legislativo, rinde cuentas ante él y puede ser depuesto. Estas cuestiones no suceden en el presidencialismo, ya que tanto el presidente como las cámaras han sido elegidos en elecciones diferentes. Y, por lo tanto, obtienen su legitimidad directamente del pueblo.

Imagen de PublicDomainPictures libre de derechos

Por ello, en teoría porque siempre existen fórmulas, los presidentes son mucho más independientes de los parlamentos y los parlamentos no pueden controlar a los presidentes.

Ambos sistemas tienen sus pros y sus contras, no os creáis. No es oro todo lo que reluce. Una de las ventajas del parlamentarismo es su flexibilidad. Y, para muestra, otra vez, la actualidad española.

El gobierno no es capaz de aprobar las cuentas que aseguran la continuidad de la legislatura y se convocan elecciones. Punto pelota. Que sea la ciudadanía la que decida cómo se sale del lío. Que se alumbre (o no) una nueva mayoría que sí sea capaz de gobiernar.

En los presidencialismos, mucho más rígidos en mandatos y procedimientos, esta agilidad resulta, muchas veces, imposible. Y los problemas pueden terminar enquistándose.

Actualidad política española

Bueno, pues ya tenemos elecciones. Domingo 28 de abril. ¿Y ahora, qué? ¿Cómo están las cosas?

La relación de fuerzas de partida parece conformar dos bloques ideológicos claros. Hablo de política nacional. Por un lado las derechas, formadas por PP, Ciudadanos y Vox y, por otro, las izquierdas, en las que se encuentran el PSOE y Podemos.

Si la política continúa en la senda de los bloques, parece que el de derechas podría alcanzar la mayoría absoluta. Por lo tanto, sería posible un gobierno de coalición conservador con cierta estabilidad. Pero esto está en el aire, no hay nada seguro.

Aquí siempre cabe la duda de si se formará un gobierno de coalición «a tres», es decir, también con Vox, el nuevo partido de la ultra derecha. O si, más bien, se tratará de una solución «a la andaluza»: gobierno PP-Ciudadanos con apoyos puntuales de Vox.

Pero la izquierda no pierde la esperanza, aunque parte en una situación de desventaja. Confía en la movilización de sus seguidores ante el avance de la derecha y sus demostraciones públicas, tal y como analizábamos en el siguiente vídeo, publicado el pasado 11 de febrero de 2019.

Como veis la cosa está que arde y en este blog nos lo vamos a pasar de miedo analizando la campaña que ya ha comenzado.

¿Se movilizará finalmente la izquierda? ¿El bloque de derechas seguirá avanzando en intención de voto? ¿Qué papel va a desempeñar Vox en las elecciones? ¿Qué hará Ciudadanos, se mantendrá en el bloque de derechas o buscará acercarse al PSOE? ¿Detendrá su deterioro Podemos y mantendrá/aumentará apoyos?

¡Salud y ciencia!


– Más artículos interesantes de nuestro blog, ¡¡¡suscríbete!!! Arriba a la derecha tienes un botón para hacerlo. Nos ayuda mucho para seguir en la brecha que te unas a la comunidad.

– Si te interesan estos temas quizá quieras suscribirte a nuestro canal de Youtube o seguirnos en Twitter.

–  Contenidos relacionados con éste, en la Unidad Docente de comunicación y de ciencia política.

– Imagen de portada reelaborada a partir de una obra original de waldryano libre de derechos.

Deja un comentario