La inmigración entra en la agenda mediática (desde Conil)

El tema de debate inmigración suele entrar y salir de la agenda mediática y, por añadidura, también de la agenda pública de los ciudadanos. En este comienzo de verano está siendo la protagonista en el debate político. Os contamos el porqué…

La inmigración está sirviendo al nuevo gobierno del socialista Pedro Sánchez para situarse en el tablero de juego europeo, tanto frente a Francia y Alemania, como frente a Italia, nueva representante de la visión más restrictiva de la inmigración.

Porque, tal y como analizamos en el siguiente vídeo, la inmigración es un tema de atención preferente en la política populista, tanto de derecha como de izquierda.

>>> Visita nuestro Canal de Youtube para ver más vídeos

En el vídeo tocamos un tema que me tiene un tanto mosca. Se trata del desajuste entre la moral cristiana que deriva del mensaje de fondo del Nuevo Testamento (el amor, la compasión con los pobres, poner la otra mejilla…) y la postura en torno a la inmigración de muchos creyentes y de buena parte de la prensa conservadora.

El dios del Antiguo Testamento siempre me ha parecido un ser sádico y malvado. La idea de temer a dios para obedecerle me resulta tremenda. Esa es la razón de ser del dios judío, dedicado en cuerpo y alma a hacerle putadas a los hombres.

Pero de lo que hablamos aquí es de otro tipo de dios. Si por algo se caracteriza el Nuevo Testamento es por hacer evolucionar a dios desde ese pedestal de ira y crueldad hacia otro tipo de creador. Mucho más misericorde y que se mezcla incluso con los mortales y termina siendo ajusticiado por ellos.

El mensaje de Jesucristo es, ante todo, el mensaje del amor, de la confianza en los demás, del hecho de pensar que la sociedad merece la pena. De que el mundo puede ser mejor. También aquí, en la tierra. Más tarde llegará el premio en el cielo.

 

inmigrantes
Imagen de eldiario.es bajo licencia CC

Por eso me resulta incomprensible que muchos creyentes que se dicen seguidores del mensaje de Jesucristo con una mano, con la otra señalen a los inmigrantes como los responsables de todos los males. Con el ABC bajo el brazo.

Porque si por algo se distingue el populismo de derechas es por utilizar la figura del inmigrante como chivo expiatorio. Como canalizador de las energías negativas y los odios de los ciudadanos hacia afuera de la comunidad política.

O como vergonzante arma política para atacar al rival político.

El inmigrante es dibujado, bajo esta óptica conservadora reaccionaria, como un ser malvado dedicado en cuerpo y alma a colarse dentro de las fronteras nacionales para delinquir, robar, ejercer la mendicidad o, simplemente, vampirizar los servicios públicos apartando de ellos a los nacionales.

Lejos queda el mensaje del amor, de la empatía, de la solidaridad con el que siente hambre y sed. De la visión del ser humano como hijo de dios, venga de donde venga.

Jesucristo, hoy, sería de izquierdas

En el vídeo de esta misma entrada destacamos también una paradoja que puede parecer increíble, pero que siempre ha estado ahí: el mensaje de la izquierda de humanismo y empatía con los desheredados de la tierra (allí donde existe, claro) se sitúa mucho más en la línea del cristianismo de Jesucristo.

Y digo que puede parecer increíble por el carácter laico e incluso ateo o anticlerical que suele revestir a la ideología izquierdista.

Y aquí lo dejo. Como veis el tema inmigración que suele aparecer todos los veranos da para mucho. Para lo humano y lo divino. Seguiremos al quite.

Mientras, la vida sigue igual de triste: Algunos iremos a la playa a descansar, a disfrutar de unas merecidas vacaciones. Otros tendrán en el horizonte esa misma playa para conseguir una vida mejor para sí y los suyos. Aunque lleguen a ella con los pies por delante.

Es lo que tiene haber nacido a un lado o al otro de la línea que separa la opulencia de la miseria. La vida de la muerte.

Hoy me resulta difícil, pero debo despedir este post como lo hago siempre. Estoy convencido de que la ciencia y el conocimiento terminarán por hacernos más humanos.

Así que: ¡Salud y ciencia!


– Más artículos interesantes en nuestro blog, ¡¡¡suscríbete!!! Arriba a la derecha tienes un botón para hacerlo.

– Si te interesan estos temas quizá quieras suscribirte a nuestro canal de Youtube o seguirnos en Twitter.

–  Contenidos relacionados con éste, en la Unidad Docente de comunicación y de ciencia política.

– Imagen de portada de producción propia distribuida bajo licencia CC.

Deja un comentario