La fea política (IV)

Por Antón R. Castromil / Correo electrónico / @Twitter

Que los políticos tengan restringida su permanencia en el poder suele considerarse una buena forma de mantenerlos a raya. De impedir que se apoltronen en el cargo, que caigan en la tentación de echar mano a los dineros públicos o que hagan del acceso al poder su único objetivo.

Leer más…La fea política (IV)

Todos somos (algo) incoherentes

Por Antón R. Castromil / Correo electrónico / @Twitter

Muchos autores, a lo largo y ancho de las ciencias sociales, han teorizado sobre el modo en que opera nuestra mente a la hora de adecuar ideas, valores, actitudes… a nuestro comportamiento. Se trata de un proceso necesario si no queremos que, como diría Leon Festinger, surja en nosotros una cierta incomodidad por actuar de modo incoherente.

Leer más…Todos somos (algo) incoherentes

La fea política (III)

Por Antón R. Castromil / Contacto / @Twitter

En entradas anteriores traté el tema de la profesionalización y de la corrupción como dos elementos que hacen de la política una peste de la que todos huyen. Una actividad de las menos valoradas en la sociedad.

De igual forma que la profesionalización me parecía un mal necesario en los tiempos que corren, el tercer elemento de descontento, el que analizaré hoy aquí, también se me antoja inseparable al principio representativo que rige en nuestras democracias.

Leer más…La fea política (III)