Ser profesor es jodido

Lamento ser tan franco, pero es lo que hay: ¡Ser profesor es jodido! Dar clases y que no sean un completo muermo, captar la atención de los alumnos, que aprendan algo, que participen, que se interesen… Es jodido.

La entrada de hoy, en clave de humor, describe un poco las penurias que tenemos que pasar los profesores de Universidad en nuestro día a día. Pero, de forma análoga, lo aquí dicho puede aplicarse a los alumnos. ¡Ser alumno también es jodido!

Creo que, al final, la cosa tiene que ser algo compartido.

El profesor debe currárselo y presentar los contenidos de la asignatura de forma atractiva y participativa. Conectar los conocimientos que se van transmitiendo con la vida de los alumnos. Es decir, las clases deben ser resonantes.

Pero, también, los alumnos deben ser maduros y responsables. Como dice el refrán, dos no pueden si uno no quiere. Los estudiantes deben encontrar la motivación suficiente como para dejarse sorprender. Y, sobre todo, incorporar nuevas perspectivas a su mundo interno. Ser inquietos, cuestionarse cosas

Como os digo, la entrada de hoy utiliza el humor, ¡dentro vídeo!

>>> Visita nuestro Canal de Youtube para ver más vídeos

¡Salud, ciencia y paciencia!


– Más artículos interesantes en nuestro blog, ¡¡¡suscríbete!!!

– Si te interesan estos temas quizá quieras hacerte asiduo a nuestro canal de Youtube o seguirnos en Twitter.

–  Contenidos relacionados con éste, en la Unidad Docente de comunicación y de ciencia política.

– Imagen de portada obtenida de Pixabay libre de derechos.

Deja un comentario