Polariza y… ¿vencerás?

Continuamos con nuestra cobertura de las elecciones madrileñas del próximo 4 de mayo. En esta ocasión, Nicolás Muñoz escribre desde su experiencia chilena sobre una de las cuestiones más debatidas en lo que llevamos de campaña: el aumento de la polarización. ¡Vamos allá!

por NIcolás Muñoz (correo-e / Twitter)

Una campaña llena de sentimientos y carente de ideas. Cada uno de los partidos busca llevar “agua a su molino”, haciendo hasta lo imposible por diferenciarse tanto de sus adversarios como de sus aliados. Excepto uno, que corre el riesgo de la intrascendencia…

En el sur de la capital una plaza es el escenario de una batalla campal, con pedradas incluidas. En el centro dos carteles llaman la atención: uno debe haber costado un dineral y está colgado en Callao, en plena Gran Vía. El otro tiene una mentira impresa sobre un menor migrante.

Imagen obtenida de Twitter

Ese ha sido el tono en los últimos días de la campaña de Madrid. Una que -por sus acontecimientos- parece más Barcelona o el País Vasco. Panorama propiciado por el tirón de mantel de una Isabel Díaz Ayuso, que acusó una encerrona del PSOE y sus antiguos socios de Cs que concertaron una moción de censura.

Nadie planifica una elección para perderla. Aunque no le resultó, esa fue la estrategia del dictador chileno Augusto Pinochet cuando convocó el Plebiscito de 1988. Una vez que la ciudadanía le gritó NO, el general quiso desconocer el resultado y aferrarse al poder, pero reculó con su mínimo cálculo democrático y electoral.

Vengo de Chile y me cuesta pensar que Ayuso intente replicar la estrategia del fallecido militar. Ella tiene capital político. Desde la Comunidad de Madrid, una mujer joven y empoderada le ha plantado cara a Pedro Sánchez por el manejo de la pandemia. Pero también es astuta. Quizás desde su despacho todavía resuenan las consignas de los indignados en la Puerta del Sol contra el “PPSOE” y por eso va más allá de la lucha bipartidista: abandona el centro político y se carga hacia la derecha para hablar de “comunismo o libertad”.

El sube y baja de los impuestos

La carga impositiva se ha tomado la agenda de las elecciones madrileñas. Pero en vez de extensos debates tributarios, analizando costes y beneficios, vemos simplonas dicotomías: a favor o en contra, el paraíso o el infierno. Es lo que genera la polarización, llevar la discusión a los extremos. ¿Y los moderados? Se van. ¿Compensa? La mayoría de las veces, sí.

Los partidos y actores políticos entienden e interiorizan este fenómeno. Cómo no, si son quienes muchas veces lo propician. Es cosa de preguntarle a los vecinos de Vallecas, de lado y lado. Un barrio tomado como botín, instrumentalizado con fines puramente electorales. Exacerbación de sentimientos, déficit de contenidos.

Y mucho cálculo para evitar parecerse al resto: el PSOE de Sánchez decía que eran “la” izquierda, pero terminaron pactando con Unidas Podemos. Los morados se ven cada vez más incómodos en el Gobierno de coalición, al punto de que Pablo Iglesias aprovechó la oportunidad para salir por las ventanas de la Moncloa. El Partido Popular busca capitalizar la estrategia de extrema derecha de la que tanto ha lucrado VOX. Y Ciudadanos, el único que reivindica el centro, corre el riesgo de caer en la intrascendencia política.

¿Qué arrastra el fin de la Constitución Chilena?

De vuelta a Chile, el contexto no es muy distinto. Por ahora se cuentan dieciséis los candidatos que buscan suceder a Sebastián Piñera en La Moneda tras las elecciones de fin de año. Aunque entremedio las primarias de julio buscarán ser el filtro que reemplace cantidad por calidad. De todas maneras, será la votación de convencionales (los encargados de redactar la Nueva Constitución), la que marque el tono del resto de los bailes.

Imagen de diseñador gráfico libre de derechos

Mucha agua ha corrido debajo del puente desde que se recuperó la democracia en Chile. No es el mismo país que entregó Pinochet a regañadientes, aunque aún se mantienen muchas estructuras. Sin embargo, estamos ad portas de que una Constitución redactada entre 155 ciudadanos electos democráticamente reemplace a la ideada entre cuatro paredes entre civiles y militares de una dictadura. Ese hito parece marcar el fin de una transición que se ha extendido más de la cuenta.

El lingüista norteamericano George Lakoff reconoce que en su país natal la polarización favorece a la derecha republicana, pero que en España un ambiente de crispación moviliza a las izquierdas. Polariza y ¿vencerás? El resultado aún es incierto, tanto en Madrid como en Chile.

En definitiva, las próximas elecciones a la Comunidad de Madrid conllevan una serie de particularidades que las vuelven excepcionales, lo cual hace que tengamos que prestar especial atención a lo que ocurrirá el 4 de mayo.


Hasta aquí la contribución de Nicolás Muñoz. ¿Qué efectos tendrá la polarización en las elecciones del 4 de mayo? ¿Movilización, desmovilización? ¿Izquierda, derecha?

Si no quieres perderte nuestros últimos post sobre las elecciones madrileñas, ¡suscríbete!

Mediante esta suscripción aceptas recibir información de POLITICA Y MEDIOS .NET y muestras tu conformidad con nuestra Política de privacidad.

¡Salud y ciencia!


– Imagen de portada de eldiario.es distribuida bajo licencia CC

– Nueva sección de Divulgación Universitaria

– Artículos sobre Comunicación: https://goo.gl/ZjN8Gw 

– Artículos sobre Ciencia Política: https://goo.gl/ksCqqp 

Deja un comentario