El periodismo de nuestros días

La crisis económica de estos últimos años y el uso intensivo de Internet han cambiado nuestras vidas. Las mutaciones se aplican a casi todos los ámbitos de la vida y la actividad periodística, desde luego, no constituye ninguna excepción. Algunos hablan, incluso, de crisis de su modelo de negocio. ¿Es para tanto?

Alcañiz es una localidad de tamaño medio -casi 16.000 habitantes, según datos de 2018 facilitados por la Wikipedia– situada en la provincia de Teruel, a medio camino entre Zaragoza, la capital de la Comunidad Autónoma de Aragón, y la localidad catalana de Tarragona.

Este lugar del denominado Bajo Aragón ha servido de sede de los Cursos de Verano de Teruel, organizados por la Universidad de Zaragoza que, dentro de sus actividades, ha querido reservar un lugar destacado a la reflexión sobre medios y política.

Un pueblo motero

Yo ya había estado varias veces en Alcañiz. Todas ellas para asistir al Gran Premio de Aragón de MotoGP que se celebra en el flamante circuito de Motorland. Mi primera visita fue en el año 2010, cuando el circuito aragonés debutaba en el mundial de MotoGP en sustitución del Gran Premio de Hungría.

Pero los pasados jueves y viernes (5 y 6 de septiembre) las actividades que llevamos a cabo en Alcañiz fueron totalmente diferentes.

Cartel Oficial del Curso de Verano

Dejamos las motos en casa (aunque yo usé la mía para viajar desde Madrid a Alcañiz) y nos pusimos a reflexionar sobre el futuro de la prensa al calor del impacto de las tecnologías de la información.

A mí me tocó hablar de negativismo mediático, una de mis especialidades y objetos de investigación preferentes, como sabrán los lectores habituales de este blog.

Los inicios de mi ponencia en el Curso de Verano. Imagen de Laura Alejos compartida en Twitter

Sobre negativismo puedes consultar:

>>> Rendición de cuentas y negativismo (John Geer)
>>> Polarización, abstención y negativismo (Ansolabehere y Iyengar)
>>> Jamieson y las consecuencias del negativismo
>>> El negativismo en España
>>> El negativismo político-mediático: Efectos y datos
>>> Negativismo político-mediático

No pude asistir a todo el Curso de Verano. Sólo a las sesiones de última hora de la mañana del jueves, el jueves por la tarde y del viernes por la mañana. Sin embargo, coincidí con dos mesas redondas bien interesantes, que me gustaría comentar, aunque sea de forma breve.

Programa completo del curso, aquí

En la primera de ellas, moderada por el director del curso, mi compañero en la Universidad Complutense y alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, participaron dos periodistas de dos generaciones diferentes. Todo ello para reflexionar sobre cómo está el denominado periodismo parlamentario.

Por un lado, apareció Miguel Ángel Aguilar, un clásico del periodismo español. Un libro abierto, una caja de anécdotas desternillantes. Por otro, mucho más joven, pudimos escuchar a Daniel Basteiro del periódico on line El Español.

Si en las facultades de comunicación estamos cansados de hablar de política mediatizada, los testimonios de Aguilar y Basteiro nos lo confirmaron. Ambos coincidieron en hablar del parlamento como un plató de televisión.

Con la expresión “mediatización de la política” se quiere dar a entender justamente eso, la adopción por parte del sistema político (partidos, candidatos, instituciones) de, al menos parte, de las formas mediáticas de comunicar y comportarse.

Mi ex compañero en la Facultad de Periodismo de la UCM, el catedrático ya jubilado Félix Ortega, escribió en 2011 un interesante volumen titulado La política mediatizada que merece mucho la pena, si os interesan estos temas.

El futuro de la prensa de papel

La segunda de las mesas redondas, integrada por el jefe de nacional del diario El País, Claudi Pérez, y la directora del diario gratuito 20 Minutos, Encarna Samitier, se encargó de evaluar el recorrido que le queda a la prensa de papel en un mundo cada vez más digital.

El siguente vídeo resume alguna de las cosas que se dijeron allí:

Visita nuestro Canal de Youtube para ver más vídeos como éste

Me gustaría terminar con una de las ideas centrales del vídeo: lo importante no es si el papel va a seguir usándose o no en el futuro más cercano.

Lo relevante tiene mucho más que ver más con la idea de que la información seguirá siendo algo valioso, necesario para que la ciudadanía para conocer lo que pasa a su alrededor.

Sea a través de la letra impresa en el papel, la pantalla del móvil con el dedo deslizánse eternamente sobre ella, en una tablet o furtivamente en la pantalla del ordenador del trabajo… lo realmente decisivo es que la gente siga demandando información.

Cuestión bien distinta es si se está o no dispuesto a pagar por una información que, a día de hoy, es gratis. Pero, tal y como se dijo esta semana pasada en diversos actos en Alcañiz, realmente, la información no es gratis. Es algo muy costoso.

El futuro del periodismo de calidad -que necesita financiación de la buena- está, por lo tanto, en el aire.

¡Salud y ciencia!


– Más artículos interesantes en nuestro blog y, sobre todo, en las Unidades Docentes de Comunicación y Ciencia Política:

– Unidad docente de Comunicación: https://goo.gl/ZjN8Gw 

– Unidad docente de Ciencia Política: https://goo.gl/ksCqqp 

– Imagen de portada de Alexas Fotos libre de derechos

Deja un comentario